Escoliosis

¿Qué es?

Es una deformidad de la columna en la que ésta  rota y se tuerce. No produce dolor. No se produce por malas posturas, cargar pesos o llevar la mochila sobre un hombro. Tiene una causa genética o de control muscular central.

¿A quién puede afectar?

La escoliosis idiopática del adolescente afecta principalmente a niñas en crecimiento (las niñas tienen su pico de crecimiento el año que tienen la menarquia, es decir, que tienen la regla por primera vez) Los padres consultan por la aparición de una joroba (chepa) o porque la niña tiene un hombro o una cadera más alto que otro.

En adultos mayores puede existir una escoliosis degenerativa, que sí es dolorosa.

Tratamiento

La escoliosis del adolescente solo progresa (aumenta la curva) mientras se crece, por lo tanto, solo se trata mientras hay capacidad de seguir creciendo.

El objetivo del tratamiento es impedir que la curva progrese hasta un grado en que sea preciso operarla (en general por encima de los 45-50º)

En la mayoría de los casos la escoliosis no va a progresar y solo va a ser preciso hacer un seguimiento al principio semestral y después anual comprobando que la curva no se hace mayor. En curvas de más de 20-25º en niñas a las que les queda mucho crecimiento (no han tenido la regla o el estudio radiológico demuestra que los cartílagos de crecimiento están abiertos) está indicado usar corsé. Hay distintos tipos de corsé, pero ninguno ha demostrado ser mejor que otros, por lo que cada médico recomendará el que sea más familiar para él, así como el tiempo que hay que llevarlo puesto (sólo por la noche, 16 h o 23 h) Mientras más tiempo se lleve puesto más efectivo es.

En aquellas niñas en que a pesar del corsé la curva progresa, es preciso realizar cirugía para corregir la escoliosis generalmente utilizando tornillos y barras.

Los pacientes con escoliosis pueden realizar cualquier tipo de deporte, incluso los asimétricos (tenis, padel…) No se ha demostrado que la natación u otras terapias con ejercicios paren la progresión de la curva aunque se usan y recomiendan de forma habitual para que la adolescente haga deporte. Tampoco la fisioterapia ha demostrado que sea efectiva para parar la progresión de la curva escoliótica.

Date: 09 Nov, 2016

Categories: ALL, Columna

Related Projects

We Offer Great Services to our Clients