¿Operarse de columna a los 70 años?

¿Operarse de columna a los 70 años?

La población española es una de las más longevas del planeta. Cada vez hay más personas mayores de 65 años en nuestro país y no es raro ya ver personas que llegan a los 100 años.

Muchos de nuestros mayores disfrutan debuen estado psíquico y físico, lo que le permite realizar actividades, sociales, deportivas y de ocio que hace unos años eran impensables.

El envejecimiento afecta de forma importante a la columna vertebral y son muchos los pacientes que consultan por problemas de dolor de la espalda o ciática

¿Qué se considera una persona mayor (anciano)?

De forma rutinaria consideramos “mayor” a la persona que se ha jubilado de su trabajo y esto suele ocurrir en España en torno a los 65 años, aunque de forma progresiva se está incrementando la edad de jubilación.

Desde el punto de vista médico tenemos que distinguir entre el “mayor joven” que va de los 65 a 75 años y el “mayor anciano” que es aquel con más de 75 años. También se denomina a este grupo “cuarta edad”

¿Cuál es la principal característica de los pacientes en la cuarta edad de la vida?

La principal característica médica es la “fragilidad”. Aunque hay excepciones, suelen ser pacientes pluripatológicos (sufren varias enfermedades para las que toman tratamiento como hipertensión, diabetes, enfermedades cardiacas o pulmonares…) y su sistema inmune no responde igual que en los pacientes jóvenes a cualquier agresión como puede ser una fractura o una intervención quirúrgica.

¿Hay diferencias entre las mujeres y los hombres?

Sí, hay que señalar que la columna de las mujeres envejece peor que la de los hombres. Esto se debe principalmente a la osteoporosis, que supone que el hueso de las vértebras de las mujeres es más frágil y se rompe con más facilidad. Las mujeres tienen una mayor incidencia de osteoporosis por la pérdida de hormonas femeninas tras la menopausia.

¿Cuáles son las principales enfermedades en la columna vertebral del anciano?

Las fracturas vertebrales osteoporóticas y la estenosis de canal medular, que puede ser cervical o más frecuentemente lumbar.

¿Qué síntomas produce y cómo se trata una fractura vertebral en el anciano?

Aunque algunas fracturas pueden no dar síntomas y encontrarse en una radiografía rutinaria, en la mayoría aparece un dolor súbito e intenso a nivel de la columna dorsal o lumbar que en ocasiones no permite que el paciente permanezca en pie.

La mayoría de las fracturas osteoporóticas se van a tratar con reposo, analgésicos y el uso de un corsé en algunos casos.

En aquellos casos en que tras 6 semanas de tratamiento conservador el dolor no mejora, puede realizarse una cirugía mínimamente invasiva y con anestesia local que se denomina vertebroplastia o cifoplastia.

La vertebroplastia o cifoplastia consiste en inyectar de forma percutánea con una incisión de 3 mm y a través de un trócar cuya posición controlamos por radiología intraoperatoria, un cemento acrílico especial para el hueso dentro de la vértebra.

Es un procedimiento simple, sencillo y el resultado en cuanto a la mejoría del dolor es inmediato. En algunos pacientes con dolor intenso, colapso progresivo d ella fractura o enfermedades concomitantes que desaconsejan el reposo o el uso de corsé, puede realizarse la vertebroplastia o cifoplastia sin esperar las 6 semanas de tratamiento conservador.

¿Qué síntomas produce la estenosis de canal vertebral en el anciano? ¿por qué le llaman el “síndrome del escaparatista”?

El principal síntoma es la claudicación neurógena, es decir, el paciente empieza a caminar y en un momento tiene que pararse porque las piernas no le responden pudiendo aparecer asociado o no dolor lumbar. Algunos pacientes se quedan mirando un escaparate para disimular y de ahí que sea conocido por ese nombre. La capacidad de caminar se va afectando de forma progresiva hasta que en algunos pacientes no se puede caminar más de 5 ó 10 m sin tener que detenerse.

¿Cuál es la causa y cómo se trata la estenosis de canal vertebral  en el anciano?

La causa es un estrechamiento progresivo del canal vertebral secundaria al envejecimiento y la artrosis. Esta disminución del tamaño del canal hace que se compriman la médula o las raíces de la “cauda equina” que son las que mandan el impulso nervioso a las piernas formando en nervio ciático. Por eso el dolor por las extremidades inferiores se denomina ciática.

El único tratamiento útil y definitivo para la estenosis de canal es la cirugía.

El resto de tratamientos como medicamentos, rehabilitación o infiltraciones epidurales tienen un efecto muy leve o temporal, volviendo a aparecer el dolor.

El problema es que a muchos pacientes les da miedo la cirugía y va dejando pasar el tiempo y envejeciendo haciendo que el problema se agrave hasta que ya prácticamente no pueden caminar y es entonces cuando piden ayuda

Es mejor operarse a los 70 que a los 85 años.

¿Es segura la cirugía de columna en pacientes ancianos de más de 80 años?

En general sí. Hay que ver caso por caso y trabajar en equipo, contando sobre todo con la opinión y valoración preoperatoria del anestesista, que es fundamental y realizarla en Hospitales dotados con la última tecnología como los del grupo HM Hospitales.

Las técnicas poco invasivas van a permitir solucionar el problema con la menor agresividad, aumentando la seguridad y disminuyendo las complicaciones y el tiempo de recuperación. Una comunicación eficaz y sincera entre el paciente y su cirujano va a permitir establecer el tipo de cirugía que hay que hacer en cada caso y los objetivos que se buscan con la misma

¿Quién opera la columna, traumatólogos o neurocirujanos?

Ambas especialidades  están capacitadas legalmente y reciben formación durante su programa de residencia de 5 años como médicos especialistas para realizar cirugía de la columna vertebral.

Cada vez más se busca el especialista en cirugía de columna que puede ser un traumatólogo o neurocirujano que dedica la mayor parte de su actividad quirúrgica a la cirugía de columna. Existe incluso un Diploma Europeo de Cirujano de Raquis que acredita a estos especialistas.

En la Unidad de Columna del Policlínico HM IMI Toledo realizamos las intervenciones de forma conjunta traumatólogos y neurocirujanos aportando lo mejor de ambas especialidades.

Bea

Deja un comentario